Muchas veces, en este blog, os hablamos del sector Software as a Service (SaaS) como uno de los sectores más escalables para invertir en startups. En el post de hoy, profundizaremos en este concepto y os contaremos todos los detalles acerca de este término. Tal y como explicamos en el anterior post Si tu startup es escalable, la financiación no será un problema, la escalabilidad, en cuanto a compañías emergentes se refiere, es la característica intrínseca de un negocio que posee el potencial de multiplicar los ingresos con los mínimos costes adicionales. Una empresa escalable es aquella que ya ha probado el producto y el modelo de negocio, y que está a punto de expandirse hacia nuevos países y mercados.

 

Empecemos por el principio, ¿qué es el sector SaaS y a qué nos referimos con este concepto?

Pues bien, según la definición de la Comunidad IEBS “el Software as a Service (SaaS) es un modelo de distribución de software en el que tanto el software como los datos manejados son centralizados y alojados en un único servidor externo a la empresa. Esto implica que el software utilizado por la empresa no se encuentra en la misma, sino que un proveedor se ocupa del hosting de dicho software en la nube, así como del mantenimiento y el soporte”.

De este modo, la empresa contratante accede al software y todos sus datos a través de un navegador web desde cualquier ordenador, se encuentre presente en la empresa o no. Por tanto, toda la información, procesos, resultados, etc. almacenados en este software son de fácil acceso desde cualquier lugar. Tanto el software como los datos están centralizados y hospedados en un único servidor, se deduce que en la compañía proveedora de la tecnologías de información y comunicación (TIC).

Con esta definición, podríamos pensar que todo son ventajas y que no existe ningún inconveniente, pero como todo en la vida, existen pros y contras que os detallamos a continuación.

Ventajas

  • La principal ventaja para la empresa clienta del SaaS es que cualquier trabajador puede acceder al programa desde cualquier punto del mundo sin necesidad de instalación previal. De este modo, se reducen los costes de licencias, mantenimiento, soporte y se mejora la movilidad, tan importante para empresas multinacionales.
  • No es necesario que el cliente cuente con un área especializada de soporte para el sistema, por lo que como hemos comentado, se reducen sus costes y riesgo de inversión.
  • La responsabilidad de la operación recae en la empresa proveedora del servicio. Esto significa que la garantía de disponibilidad de la aplicación y su correcta funcionalidad, es parte del servicio que da la compañía proveedora del software.
  • La empresa proveedora TIC no desatiende al cliente. El servicio y atención continua del proveedor al cliente es necesaria para que este último siga pagando el servicio.
  • La empresa TIC provee los medios seguros de acceso en los entornos de la aplicación. Si una empresa de estas características desea proporcionar SaaS en su cartera de productos, debe ofrecer accesos seguros para que no se infiltren datos privados en la red pública.
  • No es necesaria la compra de una licencia para utilizar el software, sino el pago de un alquiler o renta por el uso del software. Aunque también se dan casos particulares donde el servicio es totalmente gratuito.
  • Se le permite al cliente completa flexibilidad en el uso de los sistemas operativos de su preferencia, o al cual pueda tener acceso.

Inconvenientes

  • La persona usuaria no tiene acceso directo a sus contenidos, ya que están guardados en un lugar remoto, salvo que el sistema prevea la exportación de los datos, con algunas excepciones, como por ejemplo Google.
  • El usuario no tiene acceso al programa, por lo cual no puede hacer modificaciones (dependiendo de la modalidad del contrato de servicios que tenga con la compañía TIC).
  • Al estar el servicio y el programa dependientes de la misma empresa, no permite al usuario migrar a otro servicio utilizando el mismo programa (dependiendo de la modalidad del contrato de servicios con la compañía de TIC).
  • Si el servicio de Internet no está disponible por parte de la compañía proveedora de conexión a Internet, el usuario no tendrá acceso al programa, por lo que sus operaciones se verán afectadas hasta que dicho servicio se restablezca.

Como vemos, casi todo son ventajas con este sistema aunque está claro que siempre habrá escépticos que crean en la máxima de que “tener todos los datos en mi ordenador es mejor”. No obstante, cada vez son más las empresas que se decantan por los nuevos modelos, del mismo modo que las empresas proveedoras de servicios SaaS aumentan cada vez más, tanto en cantidad como en tamaño. Una prueba de ello es que más del 30% de nuestras startups participadas son SaaS: Cognicor, Beeping, Iristrace, U!Dance, Brandtrack y la última, Genial.ly. ¿Qué te parece, te animas? Contacta con nosotros y te informaremos detalladamente de cómo co-invertir.