Ayer jueves, se celebró la IV edición de los seminarios de emprendimiento de Foment del Treball Nacional a la que asistió, como ponente, nuestro General Partner Jordi Safont. Esta iniciativa de Foment del Treball en colaboración con la Asociación de Jóvenes Empresarios de Cataluña (Aijec), ha alcanzado este año su cuarta edición.

En dicho evento, también asistió el emprendedor e inversor Carlos Blanco, entre otros fundador de la aceleradora de start-ups Conector y de Akamon, y Martí Manent, profesor del IE Business School y creador de más de diez empresas.

El seminario discurrió de forma amena, y en ella destacó el hecho de que convertir una idea en producto no es fácil, así como tampoco lo es conseguir que tu proyecto crezca y se haga un hueco en el mercado según destacó Carlos Blanco. Para ello, es necesario contar con un buen equipo, estar bien asesorados y disponer de financiación.

Jordi Safont destacó que, en Lánzame, a la hora de invertir en una compañía, valoramos si se trata de un proyecto global, ambicioso, innovador, escalable, que cree empleo, que se diferencia de la nuestra competencia y que lidera el mercado.

Tipos de inversores

Por su parte, Martí Manent, destacó que los inversores buscamos ganar dinero, aunque reconoció que es difícil predecir si un proyecto generará rentabilidad. Así, en su opinión, un buen punto de partida a la hora de presentar una iniciativa a un inversor es mirar las métricas para comprobar si el negocio tiene clientes, si la idea se puede desarrollar en el mundo digital, etc…

Y es que como explicó Carlos Blanco, los emprendedores deben conocer las diferentes fases y tipos de inversión, siendo en la primera fase los propios emprendedores los que deben invertir en su propio negocio. Ya, en la segunda fase, hay que dar entrada al capital procedente de las 3 F’s (Friends, Fools & Family), dondel os familiares y amigos son los que ayudan económicamente al emprendedor y es el momento en que se demuestra que tu entorno cree y confía en tu proyecto.

La siguiente fase, que puede multiplicarse por cuantas más fases se necesiten, pasa por buscar inversores privados, que son aquellos que invierten en negocios que no dominan y aportando sólo capital, o business angels  que ya son inversores que conocen el sector, y que además de capital aportan también conocimientos y ayuda en las decisiones estratégicas.

Otro tipo de inversor son los fondos de capital riesgo, que lo que persiguen es obtener una rentabilidad, y según Blanco son los más duros y los que más defienden sus intereses. Tal y como detalló Jordi Safont, General partner de Lánzame Capìtal, en nuestro Pledge Fund “buscamos una rentabilidad, que se entiende entrando en la compañía a valoración razonable y saliendo a una valoración alta”. Para ello, en Lánzame tenemos cinco criterios en los que nos fijamos a la hora de financiar empresas: equipo (conocer el origen de la empresa,los compañeros de viaje del fundador, los perfiles de los trabajadores…), mercado (si hay opción de conquistar determinado nicho), ventaja competitiva (ofrecer algo diferente de la competencia), valoración (que sea razonable) y posibilidad de salida para el inversor (que gane dinero con la apuesta económica realizada).

 

Si quieres invertir en Startups y crearte tu propia cartera de inversiones en Startups, pídenos información sin compromiso sobre nuestro modelo de inversión Pledge Fund. Envianos un email a info@lanzame.es o accediendo al formulario de contacto, y muy gratamente nos pondremos en contacto contigo.

Fuente: El Economista