Una de esas empresas que más se ha acercado a lo que entendemos como domótica es la citada Nest, una startup americana que a principios de año fue adquirida por Google por la nada despreciable cifra de 3.200 millones de dólares, que cuenta con productos como su detector de humos y su termostato. En Europa, al existir un estándar diferente para estos termostatos, abre un negocio para otras empresas como es el caso de nuestra participada Green Momit.

Green Momit fundada en el año 2012 por Miguel Sánchez, Eduardo Rodríguez y Miguel Díez, ya cuenta con un equipo de más de 20 personas en plantilla. La ‘startup’ española, que desarrolla productos y soluciones en la nube mediante la utilización de tecnología Big Data para ayudar a ahorrar el gasto energético del hogar, levantó 1,3 millones de euros de la mano de, entre otros inversores, Lánzame Capital.

Green Momit creó el dispositivo momit Smart Thermostat, un aparato con tecnología wifi que se conecta con el router de las casas o empresas, por lo que puede ser controlado por el usuario desde cualquier lugar a través de un smartphone, un ordenador o una tablet.

Green Momit permite, al contar con sensores y algoritmos matemáticos determinados, un ahorro de hasta un 30% en la factura eléctrica ya que, según palabras de su fundador Miguel Sánchez, Momit actúa sobre el cómo interactuamos con los diferentes dispositivos que trabajan en nuestro hogar. Así, es habitual que el 50% del coste de energía que pagamos, se deba a poder mantener en el hogar nuestra temperatura de confort. Con el dispositivo Momit, este aprende nuestros hábitos de consumo y los de nuestra familia. A partir de aquí se autorregula para conseguir el consumo óptimo para alcanzar nuestro confort, consumiendo exactamente la energía que necesitamos sin desperdiciar lo que no estamos consumiendo.

Con las nuevas versiones se puede geolocalizar nuestro dispositivo móvil, así cuando volvemos nuestro lugar de trabajo, el termostato sabe a qué distancia necesita ser encendido para calentar el hogar. Igual sucede en caso contrario, el termostato se apaga en el momento que detecta que ya no estamos en el hogar.

La instalación es autónoma aunque cuenta con una red de instaladores a nivel nacional. Cuesta 249 € (iva incluido), y en menos de un año ya se ha amortizado la inversión. Actualmente está presente en España, Francia, Italia y Reino Unido, donde tiene otra sede, y a finales de diciembre de este año, esperan entrar en Alemania.

Eduardo Rodríguez, otro de los fundadores, afirma que la compañía será algo más que una compañía de hardware. “En Green momit no nos quedamos en el desarrollo del termostato o de los otros productos que estamos a punto de lanzar. Lo que queremos hacer es propiciar un entorno global en los hogares y las empresas para mejorar la eficiencia energética”.

Green momit ganó la edición española del SmartCamp que organiza IBM. La startup competirá el próximo 27 de noviembre con otros proyectos en la semifinal de Londres, de donde saldrán los finalistas definitivos que se medirán en la gran final de EEUU.

Según palabras del fundador Miguel Sánchez, “el premio supone un reconocimiento a nuestro proyecto por parte de uno de los principales players del mundo de la tecnología a nivel mundial. Green Momit representará a España y vamos con muchas ganas de ganar al resto de compañías que participan en este evento”.

Si quieres invertir en startups como Green Momit, y crearte tu propia cartera de inversiones en Startups, pídenos información sin compromiso sobre nuestro modelo de inversión Pledge Fund. Envianos un email a info@lanzame.es o accede al formulario de contacto. Estaremos encantados de ayudarte.