Hoy hemos vuelto a aparecer en La Vanguardia junto con Fernando Zallo, director de ESADE BAN, y el emprendedor en serie Carlos Blanco.

Jordi Safont, General Partner de Lánzame, ha contestado a la pregunta que se formulaba en el especial: “¿Cómo se financia una idea?

Según Jordi Safont, “En la primera etapa de financiación deben contar con una aportación inicial de los fundadores o de su entorno. Con ese dinero deben convertir su idea en una empresa real, y creo que esa es una de las principales carencias del ecosistema en España, porque los inversores no financiamos ideas, sino proyectos reales”.

Para Carlos Blanco, la financiación debe conseguirse a través los family, fools and friends. Considera que es muy destacable que una persona deje un trabajo y consiga 80.000 euros de sus excompañeros y jefes, y que a pesar de que la gente no le da importancia a esta ronda, y se va directamente a los business angels, Carlos Blanco considera que da mucha credibilidad.

Jordi Safont también explica que una vez se ha validado el proyecto, y cuando ya se tienen las primeras métricas, hay que muestrarlas y pasar al siguiente capítulo, que es buscar a un business angel o un fondo que invierta en la fase seed, o semilla. Será entonces cuando se deberá explicar cómo se montó el equipo y hasta dónde ha llegado. En este momento es cuando Jordi considera que ya se puede pedir el capital que el emprendedor necesita para llegar al siguiente nivel.

Se trata de construir una credibilidad en diferentes fases, y no es bueno saltarse ninguna.

Y entonces, ¿porqué una idea de negocio fracasa?

Jordi Safont apunta a una, y es que la estrategia de financiación de la Startup no va alineada con la realidad. Cuando una empresa sabe lo que le pedirán los inversores en la siguiente ronda y cuánto dinero es necesario para llegar a los números que ha planteado, tiene el éxito casi asegurado. El problema es que si se hace al revés, primero levanto el capital, hago lo que puedo y, cuando termina el dinero, se va en búsqueda de más, es imposible obtener financiación. Jordi Safont es muy claro en esto, las rondas hay que planificarlas con tiempo y hay que construir una relación a medio y largo plazo con el inversor, para que llegado el momento, confíe en ti. Necesitas saber dónde quieres llegar y cuánto dinero necesitas, y esta pregunta la pueden contestar pocas start-up.

¿Cómo detectamos una buena idea de negocio?

Primero de todo hay que decir que Lánzame también invierten en los proyectos que presentan, es decir, “no nos jugamos solo nuestra credibilidad con nuestros inversores, sino el dinero de los socios”, apunta Jordi Safont en la entrevista. Por este motivo en Lánzame tenemos cuatro criterios básicos que las start-up en las que invierten han de cumplir:

  1. El equipo debe ser completo y complementario. El CEO tiene que haber sido capaz de detectar sus carencias y encontrar el mejor talento para cubrirlas
  2. El mercado debe ser suficientemente grande como para que la empresa sea escalable,
  3. La ventaja competitiva: “Es muy importante que una start-up entienda qué competencia directa e indirecta tiene y qué la hace diferente y mucho mejor que los otros”.
  4. Tener una estrategia clara de financiación y explicarla muy bien a los inversores.

Si quieres invertir en startups y crearte tu propia cartera de inversiones, pídenos información sin compromiso sobre nuestro modelo de inversión Pledge Fund. Envianos un email a info@lanzame.es o accede al formulario de contacto. Estaremos encantados de ayudarte.