Eres emprendedor, tienes una startup y crees que ya está suficientemente consolidada como para buscar financiación para que crezca. Ya has quemado la opción de las 3 F’s (friends, family and fools) y ahora te quieres decantar por un fondo de inversión potente que te inyecte ese capital necesario para que tu empresa se expanda. Y es entonces cuando te encuentras con numerosos modelos y tipos de fondos que invierten en startups. Pero te suena que hay otro modelo, uno llamado Pledge Fund, que no sabes en qué se diferencia de un venture capital común. Y es aquí cuando entras en la dicotomía Venture Capital vs. Pledge Fund y nosotros, como Pledge Fund, te contamos de qué se trata.

Un Pledge Fund no es ni Venture Capital ni un Private Equity, tal y como muchos piensan. El Pledge Fund nace con la crisis de las puntocom en Estados Unidos (1997-2000), cuando los inversores que formaban parte de los fondos que habían invertido en este tipo de intangibles, empezaron a preocuparse por la pérdida de cantidad ingente de dinero con esta burbuja. Es entonces cuando empiezan a reflexionar sobre cómo invertir sin poner en riesgo su patrimonio y crean varios “clubes de Business Angels” donde comprometen cierto capital, eso sí, con un acuerdo que se basa en que los gestores del club deberán avisar a los inversores antes de invertir en cualquier activo. Esta tipología de clubes adquirió el nombre de Pledge Fund, cuya traducción sería “fondos comprometidos” en los que el consejo de administración no posee el dinero para invertir en la empresa que decidan los gestores, sino que los inversores confían en las propuestas presentadas por el fondo o club pero la potestad absoluta la tiene el inversor, quién puede escoger en qué startup invertir y, en nuestro caso, la cantidad que desee siempre que supere los 1000€.

De este modo, el Pledge Fund de Lánzame es un tipo de fondo donde la comunidad de inversores, que ya se acerca a los 800 business angels, no tiene ninguna obligación de entrar en todas las rondas que se le plantean a lo largo del año (acerca de unas 8 rondas en 8 startups distintas) sino que cada inversor particular decide si desea participar o no. Esta no inversión no se penaliza de ninguna manera puesto que toda la comunidad del Pledge Fund tiene acceso a la información detallada de las startups que se presentan de manera periódica como propuestas de inversión. El inversor recibe la información, la valoración pre-money y post-money, el cap table, el resumen ejecutivo y las métricas de la startup. De este modo, decide si desea invertir o no. En el caso de que desee invertir, se pone en contacto con nosotros mediante el correo info@lanzame.es y nosotros nos encargamos de tramitarlo todo para que él tan solo tenga que realizar la transferencia el día de cierre de ronda.

Como véis, desde Lánzame intentamos facilitar al máximo el proceso de inversión. Además, durante todo el proceso, atendemos las dudas de toda la comunidad, ya sean peticiones de información complementaria, datos que no se acaban de entender, en definitiva, les asesoramos en todo el proceso. Finalmente, cabe añadir que Lánzame siempre co-invierte en todas las propuestas de inversión que presentamos como muestra de confianza y credibilidad ante nuestra comunidad de inversores.

A continuación os dejamos un vídeo de IEBSchool en el que nuestro socio Ferran Burriel, os explica detalladamente cómo funciona un Pledge Fund (a partir del minuto 10:50).

Ya sabes, si te interesa formar parte de nuestra comunidad de inversores, contacta con nosotros y te atenderemos encantados. Actualmente tenemos 2 propuestas de inversión en 2 startups muy potentes y todavía estás a tiempo para invertir. ¡Te esperamos!