Cuando en Lánzame empezamos a andar, ninguno del equipo se podía imaginar que algún día nos lanzaríamos a montar un proyecto de la envergadura como la que hoy tenemos entre manos.

Lánzame nació con una misión: permitir que cualquier inversor pudiera invertir en startups. Y creemos que este objetivo lo hemos conseguido. Después de más de tres años inviertiendo en start up tecnológicas podemos decir que así ha sido.

Así que, cuando a principios de año hicimos una valoración de los logros conseguidos y los próximos pasos, nos dimos cuenta que había una oportunidad para las fases growth de nuestras inversiones. ¿Porqué entonces no montar un vehículo en el que los mismos inversores u otros pudieran acudir en rondas de mayor inversión?

Con 14 inversiones entre las que destacamos las fintech Kantox, Novicap y Arboribus, además de Let Me Space, Beeping,  UDance y Monkimun, en Lánzame Capital, creada en  2012 por Ferran Burriel y Antoni Castelltort, hemos decidido dar un paso más y poner la primera piedra para la constitución de un fondo de 20 millones de euros.

 

“El fondo de capital riesgo supone un paso natural que nos permitirá poder acompañar a las participadas en nuevas rondas de importes más elevados y atraer a más inversores con los que coinvertir”, según las palabras del General Partnet Jordi Safont.

Toni Castelltor lo tiene claro: “Ahora estamos en fase de captación y calculamos captar estos 20 millones de euros por vía de fondos privados y públicos, pero también dando entrada a family office e inversores institucionales”. El tiquet medio para poder entrar en este fondo rondará los 125 o 200.000 euros.

Jordi Safont distingue entre tres perfiles de inversores: “el pequeño inversor, que se inicia en este mundo, los business angels con experiencia y los grupos de inversores estructurados en sociedades de inversión”.

“El reto de un vehículo de capital riesgo, al igual que de una start up, es la construcción de credibilidad”, opina Ferran Martínez, chairman de Lánzame.

Nos queda mucho trabajo por delante, pero las ganas, la motivación, la experiencia, y sobretodo el equipo, lo tenemos.